lunes, 17 de junio de 2019




Pasos para lograr ser  una Morning Person

¿Eres de las personas que programan 5 alarmas para poder despertar? Te entendemos, dejar la cama por las mañanas es la actividad más difícil por realizar en el día.
Tal vez te preguntes cuál es la importancia en aprovechar las primeras horas del día, cómo sabemos esas primeras horas son las más provechosas, además las escuelas e instituciones empiezan sus labores por las mañanas.
Con estos consejos no te convertirás en Tim Cook, CEO de Apple enviando correos a las 4:30 am, sin embargo lograrás levantarte sin prisa, ganando tiempo para ducharte tranquilamente y desayunar bien y así ser mucho más productivo.

Mientras más lejos esté el despertador, mejor.
Cuando situamos el despertador en la mesita de al lado nos es muy sencillo estirar la mano para posponerla 5 minutos más, en cambio estando lejos nos obligara a levantarnos para apagarla y tendrás hecho lo más difícil.

Deja que entre la luz.
La luz solar mandará el mensaje a tu cerebro de que ya es de día, lo que significa estar activo, así tu cerebro dejara de producir melatonina, mejor conocida como la hormona del sueño.

Muévete.
Si eres capaz de salir de la cama directo al gimnasio o dar una vuelta al parque antes de que empiece el día, en definitiva te mereces un premio. Sin embargo si eso es muy difícil para iniciar puedes hacer estiramientos, saltos de tijeras, o bailar unos minutos, todo movimiento te ayudará a ponerte en marcha.

Motívate.
Iniciar tu día con redes sociales puede no ser la mejor idea, sin embargo podrías sustituirlo leyendo frases motivacionales o algún poema que te de fuerzas.

Planea tu día.
Antes de contestar correos y ponerte en marcha en el trabajo, realiza una lista de prioridades. No hagas una lista interminable, sólo apunta los más importantes del día, incluso puedes agregar objetivos únicos como “sonreír más” o incluso “ayudar a una persona en el trabajo”.
Ve a dormir más temprano.
Crea rutinas para relajarte todo lo posible y poder dormir con mayor facilidad. Intenta con una luz suave, una taza de té y un libro.

Trata de seguir esta rutina incluyendo los fines de semana, te será más fácil acostumbrarte hasta que se convierta en hábito. Además, una vez te hayas convertido en una Morning Person, podrás ser un poco más flexible con la rutina.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario