miércoles, 15 de enero de 2020

¿Por qué un excelente trabajador no siempre es el mejor gerente?


Esa es la conclusión a la que llegó un grupo de investigadores que estudió a más de 130 empresas estadounidenses que se dedican a las ventas, según la BBC. Resulta que evidenciaron que “en una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia”.

Son las empresa las más propensas a promover a los mejores colaboradores. Incluso cuando estos trabajadores son peores gerentes. Pero ¿a qué se debe? Un trabajo gerencial a menudo requiere de diferentes habilidades para tener éxito, a diferencia de un puesto de empleado. Este fenómeno podría ocurrir en diferentes ocupaciones y empresas. Lo curioso, es que el jefe suele ignorar esas incapacidades. Esto ocurre en las organizaciones de manera frecuente. Frente a ello, la solución no es tan barata ya que algunas empresas ofrecen una remuneración mas alta para recompensar el buen desempeño de los trabajadores.

Sin embargo, hay tres aristas que podrían reducir la incompetencia en estos cargos que son claves en las empresas.


Honestidad profesional
Esto significa que uno no está preparado. Entonces hay que formarse, intentar superarse y, si no funciona, abandonar el puesto de trabajo.


Incompetencia creadora.
Si crees que no vas a poder, que no te gusta, debes comunicarlo a tu jefe para que no haya expectativas.

Romper la jerarquía vertical
Desarrollar la carrera profesional de acuerdo con lo que uno quiere y no lo que la empresa quiere de uno.